31-10-2023

La industria pyme cayó 6,4% interanual en septiembre

Fuerte contracción de la actividad manufacturera. En promedio las empresas trabajan al 73% de su capacidad instalada. La “incertidumbre” política y económica frenó inversiones programadas.

Un deterioro interanual del 6,4% experimentó la industria manufacturera Pyme durante septiembre, con lo que ya son cuatro los meses consecutivos de retracción, mientras que el acumulado desde enero estableció una caída del 0,8%, detalló el estudio que periódicamente lleva adelante la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Si bien en la comparación mensual, la producción se mantuvo sin cambios, durante septiembre las empresas trabajaron al 73% de su capacidad instalada, prácticamente en los mismos porcentajes que agosto. “La incertidumbre política y económica puso en compás de espera inversiones programadas, y eso afectó la capacidad productiva de algunas fábricas”, reflexionó CAME.

Asimismo, puntualizó que se acentuaron los problemas para obtener materias primas y otros insumos. “Las empresas encuestadas tampoco consiguieron repuestos de maquinarias y debieron demorar o reducir escalas de producción. La cadena de pagos fue un problema constante: por temor a las disparadas de precios, los proveedores solicitaron pago contado e incluso anticipado para entregar mercadería, condiciones que las pymes no pudieron cumplir”, reveló.

Todos estos datos surgen del Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) que CAME elabora en base a una muestra que alcanzó a 413 empresas a nivel federal.

ANÁLISIS SECTORIAL.- La mejor performance del mes la tuvo “Textil e indumentaria”, con un crecimiento anual de 5,1% en su producción, a precios constantes. Fue el único sector en alza. La peor corresponde al rubro “Químicos y plásticos”, con una caída de 17,2% interanual.

En el acumulado del año, la mejor performance sectorial correspondió a “Alimentos y bebidas”, con un incremento de 4,2% frente al período enero-septiembre de 2022. La peor se dio en “Papel e impresiones”, con un desplome del 16,1%.

ALIMENTOS Y BEBIDAS.- La producción cayó 0,5% anual a precios constantes, pero acumula un alza de 4,2% en los primeros nueve meses del año frente al mismo período de 2022. En la variación mensual descendió 1,9%. Las industrias operaron con 70,9% de su capacidad instalada, levemente por debajo de agosto (71,6%).

INDUMENTARIA Y TEXTIL.- La producción experimentó un crecimiento de 5,1% anual a precios constantes, acumulando un aumento del 1,9% en los primeros nueve meses del año. En términos mensuales, la actividad mejoró 2,3%. Durante el mes, las industrias operaron al 78,4% de su capacidad instalada, un punto porcentual por encima de agosto (77,4%), y 55,8% de ellas tuvieron problemas para reponer stocks.

MADERAS Y MUEBLES.- La producción cayó 6,6% anual a precios constantes y acumula un aumento de 0,3% en los primeros nueve meses del año. En términos mensuales, la actividad se retrajo 5,1%. Durante el período, las industrias operaron al 76,7% de su capacidad instalada, por encima del 75,5% en agosto.

METÁLICOS, MAQUINARIAS, EQUIPOS Y MATERIAL DE TRANSPORTE.- La producción tuvo una significativa contracción anual de 8,1% a precios constantes, acumulando una disminución de 1,6% en el año. En la comparación mensual, se registró una caída de 1,8%. Las industrias operaron al 70,9% de su capacidad instalada, casi un punto abajo del 71,7% de agosto.

PRODUCTOS QUÍMICOS Y PLÁSTICOS.- La producción cayó 17,2% anual en septiembre, a precios constantes, y acumula una baja de 2,4% en nueve meses del año (frente a igual período de 2022). En la comparación mensual también tuvo una retracción de 8,2%. Las industrias trabajaron con 72,1% de su capacidad instalada (69,6% en agosto).

PAPEL, CARTÓN, EDICIÓN E IMPRESIÓN.- La producción cayó 15,7% anual, a precios constantes, y acumula un descenso de 16,1% en nueve meses del año (frente a igual período de 2022). Si bien en la comparación mensual hubo un repunte de 14%, fue una de las industrias más perjudicadas en lo que va de 2023. Las empresas trabajaron con 78,9% de su capacidad instalada, muy por encima del 72,6% de agosto, que se explicaría en parte por la pérdida de capacidad productiva del sector generada por la falta de inversiones. El 63,3% de las empresas consultadas señaló haber tenido problemas para reponer stocks, siendo de los sectores más comprometidos al respecto.